Neblina

Noche inagotable, infinita y solitaria de estrellas tímidas, nubes perdidas en la infinidad de un pensamiento mórbido.

Frío, frío incesante que incinera el alma, soledad perpetua irrumpiendo el lecho, camino eterno,  penumbra sin fin.

Sentimiento y necesidad dibujada en esa luna que hoy se oculta, búsqueda  del fiel retrato de la belleza que ya no está, deseo y ansias de sentir ese hechizo que le dé motivación a la existencia.

Cerebro atónito, pensamiento inquieto, esperanza esfumada, botella a media copa, luz que reaparece en un rostro que ya no conozco, en un recuerdo que se hace fugitivo.

Alejado de una realidad textual, detenido en el tiempo a la espera de una caricia que se forje en bálsamo para un corazón que no logra cicatrizar.

Pensamiento infectado de el leproso sentir, sentimiento que me llenara de sensaciones preciosas, pero que ha mutado en algo indeseable.

Y al final estamos tú y yo, botella y cenicero, pabilo adormecido, cuerpo agotado, mirada envejecida, pensamiento abstracto y una felicidad por reencontrarme en el sueño.

David Felipe Morales

9 de febrero de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s