Se Me Ocurre

proxy-url=http%3A%2F%2Ffiles.adme.ru%2Ffiles%2Fnews%2Fpart_31%2F318605%2F1.jpg&container=blogger&gadget=a&rewriteMime=image%2F-

Se me ocurre que tienes el humor sombrío que requieren mis letras rosas  para salir de del empalagoso romance en el que me sumerjo cada vez que en vano intento escribir el epitafio de este sentir que ya no engaña.

Se me ocurre que en tu  perfilada silueta podría hallar la compañía perfecta para estas noches yertas, que  podrías ser custodia de mis copas, de mi ebriedad, de mi inmediatez y me premura por no concebir la realidad tal y como hoy me toca.

Se me ocurre que tienes el rostro de la musa que en mis sueños de opio me visita, que posees esa beldad tan distinta que no se entiende pero que inspira, que inquieta y que apasiona, que seduce, que acongoja, que da miedo y que encanta, que llena letras, que turba el escrito, estrella fugaz, belleza paradójica.

Se  me ocurre que serías el adecuado ornato de mis pensamientos ideales e ilusorios para traerlos a la realidad, y sorbo a sorbo con el  vino de tus palabras sombrías, con la melodía de tu sonrisa turbadora, hallaría el placebo en la penumbra de tu estampa, y poco a poco me traerías de golpe en golpe a la realidad que siento me espanta.

Se me ocurre que en esa mirada que penetra, que sofoca en ese par de luceros que cual piedras de ónix brillan en medio de la oscuridad de tu cabello liso, hallaría el albor tenue y adecuado que requiero para mis  aposentos, que ahora en las noches siento más un sepulcro que un tórrido lecho.

Se me ocurre, podrías venir cada noche, envolverme  con tu abrazo, que podrías  espantar de mi mente tantas visiones que pululan por do quiera en el ahora espeluznante del silencio de mis noches, de mis sueños, de mis pensamientos o que quizás no los espantarías y qué  harías una fiesta en su compañía, adecuándome al miedo a la soledad, a la empatía hacia el silencio, al mutismo del pensamiento.

Se me ocurre que tu labio endulzaría este sabor a hiel que perdura aun en mi boca, pienso que con tu caricia encontraría el placebo para los sufrimientos que el tiempo aun no borra, pero que el alcohol sosiega, pero que me arranca de la conciencia  y poco a poco me ahoga en una copa tras copa.

Se me ocurre que al despertar cada mañana a mi lado te hallaría y la alborada quizás sería más pulcra, o por lo menos, más asimilable, y la resaca imperceptible, y la dulzura de tus palabras atiborradas de morbo tan faltas de hipocresía carentes de condescendencia, serían la constante y un mordisco para el primer café  y  una realidad para esta mente soñadora.

Mejor aún se me ocurre que no eres cura ni placebo, sólo esa bofetada que la vida me regala para admitir y asimilar  el gusto a esta soledad tan silente, tan fría, tan fallecida, tan desprovista de dolores pero tan llena de realidades.

David Felipe Morales

6 de Noviembre de 2012

Anuncios

2 pensamientos en “Se Me Ocurre

  1. La apacible noche: Conmovedor, excelente texto..hermoso y doloroooooosooooo..!

    Lágrimas tímidas y calientes ruedan ahora por mis mejillas, luego hago una crítica más profunda….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s