Destiérreme.

​Destiérreme

Destierreme de su cuerpo, hagame a un lado de sus pensamientos, alejeme de sus labios pero sostenga mi mano mientras el brillo de estos ojos se pierden tras de usted.
Actividad frenetica y anestesiante, es mirarle la espalda mientras se aleja,  mórbido placer por el autoflagelo que el amante alimenta y concibe aún sabiendo que no sera eterno. 
Y final seamos dos perfectos desconocidos, que intentaban hacer un papel decente, entonando un hasta luego que  en realidad no se desea.
Mientras llega la castastrofe, el ocaso,  que se hace inevitable por mera naturaleza, buscare de sus manos esos momento donde nada es suficiente y a pesar de estar dándolo todo, se quiere dar más.
Mientras llega la noche o quizás la lluvia, caminaré de su mano por éste edén, por esta utopía y quizás y esa premisa de que todo tiene fin sea quien alimente este espejismo de felicidad que brota en su compañía. 
19 de febrero de 2015

David Felipe Morales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s