LA INCAUTA.

Y ahí yace la Incauta, postrando su dignidad a lo más vil de la tierra, doblegando su orgullo por leer los sentires de un poeta maldito.

Camina pensante la Incauta entre letras…

Aquél mago de la palabra, que entre letras le hace divagar, le roba una sonrisa, le desnuda sin tocarle y hervores en la sangre le hace sentir, en esos instantes donde a la Incauta la soledad le acoge.

Poeta maldito se mete entre sus ropas, se sumerge entre sus piernas y por sus senos se desliza cuando es el frio brillo de una pantalla, la luz que ilumina sus ojos en llamas.

Camina entre renglones la Incauta, imaginando cuán hermoso sería si tan sólo no fueren insulsos. 

La premisa en desorden que a tientas a ella llega y el puñado de palabras que bruscamente sus pensamientos golpea, le dan a la Incauta la ilusión de una vida alterna,
una utopía donde quizá la felicidad no fuese esquiva.

Camina la Incauta escudriñando, pasando hojas, esperando publicaciones nuevas…

Y tras un suspiro, la Incauta su pantalla cierra, sin saber que ella misma al leer al maldito poeta, le da el respiro de vida.

David Felipe Morales
4 de Abril de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s