CONVENCERME

Me gusta ser confeso ladrón de sus pensamientos, que mi rostro personifique el motivo de su desvelo, ser ese mensaje que tanto busca en las botellas dejadas en la playa de sus ilusiones, ser por quien usted espera, ser esa caricia que su piel anhela.

Me gusta ser esa bacteria que de a poco y cada día, gana más terreno en sus adentros, me encanta en la lejanía consentir sus pensamientos, ser bálsamo para sus angustias, cura para sus heridas, calor cuando el frío arremete.

Me gusta caminar entre el bosque de sus pensamientos más confusos, estar en esos momentos de mente despejada, de letargo. Me gusta estar con las armas dispuestas cuando esta desprevenida, poniendo a temblar sus más férreas promesas.

Me gusta idear utópicos momentos, ya sabe: unicornios pastando en praderas donde el límite lo dibujan girasoles fucsias, lluvias de caramelo, ríos de chocolate… usted y yo, un mismo aliento. 

Pero lo que más me gusta es creerme cada palabra dicha, cada ilusión plantada, cada nueva cosquilla germinada, me gusta convencerme de lo que ideó, para hacer más llevadera su ausencia. 

David Felipe Morales 
26 de Abril de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s