HURACÁN

Usted es ese pensamiento que por andar vagando desprevenido se cuela por la piel como mariposa en una botella.

Es su nombre esa melodía que alguien tararea de una canción de antaño y que queda prendada en el pensamiento sin que medie intención alguna.

Tan descomunal es el placebo de calma cuando titila su mirada en la mente, como descomunal es el vacío que siento en las entrañas, que cuando le voy a hablar las palabras simplemente escapan. 

Cuánta estimulación de todos los sentidos atrae su magnetismo, es un viaje a las primeras confesiones cuando el amor era inocente y utópico.

Me resta escribirle ya cuando la calma retorna después de la tormenta interna, después de verle y que ponga en desorden todas mis convicciones. 

Porque estando en el ojo del huracán que usted desata, no puedo hacer más que contemplarla. 

David Felipe Morales 
6 de Mayo de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s