LÉAME

Ángel o humana, vuela o camina, sueño o realidad, paraíso o infierno.

Carezco de aquella virtud que usted lleva tatuada en la piel, en el alma, en la vida, de suscitar tanta sensación, de liberar tanta pasión sin siquiera cruzar mirada. 

Tan terrenal me hallo que debo apelar a mis emociones y sensaciones para lograr expresar las historias que se entretejen a cada segundo en mi mundo. 

Un universo de palabras, una vía láctea de premisas que se hacen carentes haciendo evidente un léxico que se hace pobre, forzando una necesidad necia de crear nuevos idiomas, necesidad de ya no hablar, más bien sentir. 

Mundo lleno de lejanía y utopías, mi mente, ese misterioso planeta que le roba curiosidad, pero que cuando tímidamente se abre ante sus ojos, huye temerosa de perderse en él. 

Por eso, inofensiva la palabra, las letras que a usted llegan tan sólo son la punta de un iceberg de emociones que no alcanzan a ser encerradas en letras.

Léame y sienta sólo una parte de mí, más decantada, menos atrevida mas quizás escasa pero al final comprensible. 
David Felipe Morales 

27 de Mayo de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s