Procure

Procure que se pinten de carmín los besos ya en su piel despilfarrados y que en la memoria de este incauto brillen uno a uno como estrellas en la noche. 

Haga el esfuerzo de plasmar dentro de la cabeza cada caricia abandonada en su mejilla y que como recuerdo imborrable de primer amor, como sentimiento de infancia nunca de ellas me olvide. 

Trate que esparcidas queden las sonrisas que le he robado y que de lo más profundo del alma emerjan para prendar una sonrisa que de calma cuando ya no pueda asaltar más sus labios. 

Intente que de la memoria se haga imborrable el sabor indescriptible de su perfume y que cada vez que lo evoque vengan a mí recuerdos como los construidos en el patio de los abuelos. 

Y al final, que quede tanto de usted en mí que no sienta el tiempo pasar ni la distancia arremeter, que siempre sea motivo de sonrisa y de abrazo tórrido al corazón la imagen de su rostro el día que ya no esté. 
David Felipe Morales 

28 de Mayo de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s