Algún Día 

Algún día la musa le dará libertad al poeta que encarcelado en su belleza escribe eternas premisas que en el viento se desvanecen.

Algún día se tornarán en realidad las caricias, los besos fantaseados en silencio por aquél que en ella se inspira y que adornan las noches eternas del soñador que no concibe existencia, que no vive ni escribe sin esa amada imposible colgada entre sus renglones.

Algún día cuya fecha él no rememora, calló en su hechizo, en el sortilegio de lo imposible, en el encanto de esos labios que suscitaron tal frenesí, que le despojaron de lejanía y razón, ella apresó su alma y su corazón sin un por qué, sin una intención.

El poeta desea ahora su libertad, una nueva musa que le dé esperanza de algún día hacer sus anhelos realidad, y entonces se aleja pero siempre al regazo de ella vuelve, embriagado en ese susurro que desde lo más profundo implora seguir prendado de mente, alma y corazón a ella mientras su ser abriga ese día incierto, ese quizás que es suficiente para vivir, para escribir.

David Felipe Morales 

15 de Junio de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s