Ensueño = a libertad

Caminando en la delgada línea que se cuece entre la cordura y la inspiración, arrastrándome hasta final de ese zaguán donde los sueños se hacen realidades, limpiando mis pies de tanta verdad pavorosa que me ha enterrado en esta realidad que no fue la fantaseada, adhiriendo con engrudo las alas que en la niñez concebí para volar lejos de los miedos. 

Navegando en ese mar de ansias, de necesidades auto impuestas, a la espera de las noches donde el silencio trae paz, viviendo a la misma velocidad con la que cambian los semáforos de esta urbe que amenaza con tragarme en su rutina.

El corazón un poco más duro, la incredulidad a flor de piel, ya no hay espacio para una rosa, ya no hay tiempo para contemplar, para departir, para desperdiciar tardes en conversaciones que no tiene final.

Yo y mi soñador interno que en vía de extinción se halla y que se alberga en la bohemia de vinos baratos, entre humo de cigarrillo y ceniceros a tope, tratando de recrear esas nubes que por la altura de estos edificios ya no se ven, entre sus renglones entre sus hojas y sus cuadernos en desorden clamando paz.

Libertad cuando sofocado por la ebriedad logro el ensueño, libertad cuando la cafeína embutida ya desaparece y entre sueños y aferrado a su almohada encuentra su libertad. 

David Felipe Morales 
7 de Julio de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s