REINCIDENTE

Alma en guerra que pernocta indiferente, corazón en rebeldía, pasiones en explosión constante, lógica desaparecida y ausente. 

Búsqueda inclemente de una razón sumida entre añejas cobardías matizadas de soledad, razón cautiva y confinada tras las rejas labradas en sus labios.

Liberación, anhelo apremiante, el esclavo suplica libertad de esas caricias, implora paz ante ese perfume, lejanía que se hace necesaria, clamor que entre cobijas tibias suele extinguirse.

Cómo encontrar una salida, cómo sepultar en tierras de olvido este pequeño y nefasto universo que tanto le clama; ya no hay placidez ni culpa, solo química; ya no hay un reloj corriendo despavorido, sólo costumbre, sólo un mal que se hace necesario.

Esperanza que se resiste a morir, flor que no se marchita, palabras que envuelven, y yo, clamando ese primer beso, ese hechizo que me ha amarrado.

Voy camino hacia usted de nuevo, como el río que toma su cauce, sin importar la lóbrega noche, sin importar el dolor que causa, sabiendo que es más la herida y soy reincidente ante el superfluo placer de su ser.

David Felipe Morales 

27 de Julio de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s