¿POR QUÉ NO DUERMO?.

Verás la marca de la luna y el amanecer en mi mirada, mis ojos ya un poco más opacos te hablarán de mi lamento.

De mis noches taciturnas te hablo, tan adecuadas para liberar un enjambre de dudas que viene hasta mi almohada, donde el paraíso prometido se deslíe entre sórdidas realidades, un vergel inerme, una sonrisa trivial que se ha silenciado.

Si cierro los ojos en un abismo de pensamientos abstractos me consumo, pero imposible no desistir de esta lucha contra Morfeo, ya varias lunas sin conciliar el sueño, ya varias noches siendo el cancerbero de esta desidia.

Me dejo desmoronar e inmerso en el abismo, veo en lo más profundo de mis miedos, mis anhelos relegados mis sueños fragmentados y ya enmohecidos, mis ardores entumecidos y las premisas que fuesen en algún momento pilar de la existencia destruidas.

Imposible no saborear a mórbido placer la congoja, mientras el dolor campea y se destila por doquier, imposible no sentir ese abrazo pávido y frío de lo olvidado.

Mientras caigo, las imágenes olvidadas vienen a mí y atiborran mi espectro, lentamente me consumo en una noche que se limita con un café cerrero que jamás vendrá y me abniego en esa noche taciturna, y es por ello que no duermo, temo jamás despertarme. 

David Felipe Morales 

9 de Agosto de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s