DESPEDIDA

Buscando la palabra perfecta, la menos aguda, para una despedida que le duele más al que se va, que al que se queda.

Flechas que se incrustan en lo profundo del alma, donde no brotan lágrimas que secar, ni dolores que sufrir.

Despedida, desbandada de golondrinas, porque no es el tiempo, no es el lugar, no son los actores adecuados para este capítulo.

Y quizá esté dejando atrás la oportunidad más valiosa de la vida, tal vez no vuelva a encontrar tal fortuna en el camino, de pronto alimente un arrepentimiento que agarrado de la espalda me acompañe cada paso venidero; pero mejor dar la vuelta y no quedar con la felicidad a medias, con el sabor de curiosidad latente.

Dejo pues estas palabras, regadas como hojas en otoño, como pétalos cuando se van secando las rosas, porque incapaz soy de dar la cara a quien me ofrece la vida y la eternidad, dejaré estas palabras que primeramente desatarán cólera, después serán recuerdo y algún día, espero, sean comprensión.

David Felipe Morales
6 de Agosto de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s