POSIBLE OLVIDAR.

Luciérnagas que irrumpen en la oscura soledad, florecen rosas sobre las tumbas que de olvido se colman, después del tiempo se toman como pedestales las ruinas de glorias antiguas, sin importar el dolor de su destrucción, sin recordar pasados los días la altivez de sus muros.

Vuelve el amor y la soledad va de salida, vuelve el ardor de pasiones que sobre heridas ya cerradas hacen su jolgorio, vuelven los días de sol y las tardes de lluvia que no menguan el calor del hechizo, vuelven quimeras que caminan descalzas sobre los sueños rotos.

Fácil olvidar sin razonar en demasía, sencillo volver a montar el unicornio cuyo destino siempre es el Edén, tan sólo bastan parpadeos y que una imagen nueva colme el espectro de todos los sentidos y ya está, el placebo perfecto para esa infecta alma que prefiere evadir soledades para asumir que si es posible el olvido.

David Felipe Morales
12 de Agosto de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s