PENUMBRA

Y estamos aquí, somos un par de locos que inmersos en demencia, silentes, miran el cielo buscando acentuar la paranoia en una noche de luna llena.

Somos náufragos obsesionados con tierra firme, suspendidos en la inmensidad del mar de lo eterno, muriendo un poco cada noche.

Somos estrellas que salieron en la mitad del día, silencio que brota en medio de la nada, lágrimas en la oscuridad, arrullo que se mece en una cuna abandonada.

Somos expectantes de la agonía de un rosal, enmoheciendo sentimientos, desperdiciando primaveras, atesorando caricias que en nuestras manos han de morir, distantes y lejanos, alimentando orgullos famélicos en medio de manjares.

Estamos acá sin darnos cuenta que lo tangible absolutamente en nada es eterno, que hasta la piedra con el tiempo se debilita, sin percatarnos que las prescripciones que ya están rotuladas, yacen alimentadas con la ignorancia latente del ahora, casi incapaces de recorrer el universo por la poca fuerza de un alma debilitada, donde entre penumbras pareciera que nada queda.

David Felipe Morales
22 de Septiembre de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s