PUREZA DE CORAZÓN.

Aprendí a amarte sin estrategias, desenfrenadamente, como ángeles en el edén, como poetas perdidos en un viñedo, sin miedo, sin días y sin noches, sin ver más allá del sentimiento, sin promesas forzadas, sin quizás, sin después.

Amarte como niño, con la inocencia de la mirada pueril que no trasciende en el pecado, con total romanticismo, con todo lo que era, con todo lo guardado celosamente durante estos años, con todo lo que aspiré a ser.

Amarte y al hacerlo hacerme solo tuyo y tú la primera que irrumpiera en mi miedo, que tu nombre estuviera en mi estandarte para mis luchas internas, tu mirada en el cielo de mis oscuras noches y tu sonrisa saliendo al amanecer entre trigales dorados.

Así se hizo amarte, porque en mi mente no había lugar a una forma distinta, porque así lo soñé, así lo ideé y así lo concebí y en mis escritos una idea distinta jamás se perfiló.

Hoy te amo sin titubear al nombrar esa palabra que parte el mundo en dos y que aturde el tiempo, aprendí a amarte sin tocarte, sin besarte y sin decirlo a cada instante, aprendí a amarte de lejos, comprendí la existencia de ese amor intangible, alimentado con el simple milagro de tu existencia.

Para darme cuenta de lo errado que siempre viví, vanagloriándome inmerso en la ignorancia de quien grita sin sentir, besa sin intentar llegar alma, ama sin idolatrar el espíritu, y yo ahora simplemente te amo con la libertad y la pureza del corazón.

Una idea original de Marcela Alvarado y desarrolada por David Felipe Morales.

David Felipe Morales
6 de noviembre de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s