Punto Final

Apenas lograba vencer mis miedos, apenas desenredaba estas palabras que en anarquía recorrían mi mente, apenas y le daba libertad a los pensamientos tratando de no dejar en evidencia los anhelos.

Apenas para mí el carmín matinal se pintaba dándole forma a lo abstracto que a raudales devenía, aunque sabía que la luz del día traería tras de ella la oscura noche, y con ello la muerte a esto que sin nombre clamaba vida.

Yo aguardaba ver el atardecer reflejarse en su mirada, la luna bañar su piel desnuda, aunque fuera solo una vez, aunque la luz tras de ella se apagara para siempre.

La ilusión urgente de rozar esos labios, la fugaz esperanza ensañada con el pensamiento, una fijación que limitaba en su piel, un anhelo de besarle y de dejar en sus manos un corazón palpitante.

Llegaba para mí la noche y con su manto la angustia y la zozobra mezcladas, conteniendo todo cuanto se quería decir. En la penumbra su silencio sumergido en desazón, y yo sin saber si entre las rosas mías que a sus manos enviaba escondidas estaban las espinas y mis intenciones de pintar sonrisas terminasen en causar hastío.

Apenas comenzaban para mí la alborada, las palabras, las miradas, esas sonrisas cómplices, apenas amanecía, pero ella ya cerraba la ventana procurando que el sol de un nuevo día no se le colara.

Apenas todo iniciaba, pero para ella ya todo tenía un punto final.

David Felipe Morales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s